miércoles, 25 de noviembre de 2015

Cómo actualizar Windows 10 a la versión 1511 (compilación 10586.0) mediante imagen ISO


Microsoft lanzó el pasado dia 12 de noviembre la llamada "Actualización de otoño" de Windows 10 llamada Threshold 2 "TH2", Versión 1511-Compilación 10586.0
La actualización ha estado en desarrollo desde agosto de 2015, y contiene numerosas mejoras en Windows 10 desde que fue liberada la versión RTM en julio pasado (build 10240). Las nuevas características incluyen la posibilidad de agregar una cuarta columna para el menú Inicio, la capacidad para aplicar colores en las barras de título, menús contextuales mejorados, mejoras en Microsoft Edge y muchas otras, y sobre todo la posibilidad de utilizar las claves de producto de Windows 7, 8, o 8.1 para activar Windows 10 en una instalación limpia.
Actualización de noviembre de Windows 10: preguntas más frecuentes

Esta gran actualización, de unas 3 GB de tamaño, se está distribuyendo a través de Windows Update a todos los usuarios que tienen instalado Windows 10, pero muchos usuarios están teniendo auténticos problemas para instalar la actualización a través de Actualizaciones automáticas, bien sea por cortes en la conexión, por conexiones lentas o por cualquier otro motivo durante la instalación.
Para intentar solucionar estos problemas y conseguir que se instale sin errores, vamos a ver cómo se puede hacer la instalación mediante una imagen ISO proporcionada por Microsoft. Se trata de actualizar el sistema utilizando un DVD, o un dispositivo USB, que contiene la imagen de Windows 10, versión 1511 (build 10586.0). Vamos a seguir los pasos de este tutorial para crear un DVD arrancable e instalar Windows 10 Thresold 2:

1. Accede a la página de descarga de Windows 10 v.1511 (build 10586.0)
Imagen
y selecciona la edición de Windows 10 de las 4 opciones que presenta. Haz clic en Confirmar

2. A continuación, selecciona el idioma y haz clic en Confirmar de nuevo:
Imagen
 
3. Elige un vínculo a continuación para iniciar la descarga de 32 o 64 bits. Si no estás seguro de cuál elegir, consulta las preguntas más frecuentes. Ten en cuenta que estos vínculos de descarga estarán operativos sólo durante 24 horas:
Imagen
 
4. Se descargará un archivo de imagen ISO (según el que hayas elegido, 32 o 64 bits). Guárdalo en la carpeta de Descargas o en el Escritorio.
Imagen
 
5. Créate un DVD con el archivo ISO, mediante la utilidad que incorpora windows o con alguna herramienta específica para ello, por ejemplo Windows USB/DVD Download Tool
 
6. Antes de proceder a la actualización, es recomendable tomar ciertas medidas de seguridad que puede evitarte problemas o errores de instalación:
a) Asegúrate que dispones de suficiente espacio en disco para instalar la actualización. Se requieren al menos 20 GB de espacio libre en el disco. Si no hay suficiente espacio libre el programa de instalación presentará un error en pantalla (pero no te especificará que es por falta de espacio). Tampoco es recomendable utilizar tarjetas de memoria SD para compensar la falta de espacio.
b) Desinstala cualquier software de seguridad que tengas instalado: antivirus, antispyware, firewall de terceros y sobre todo cualquier otro programa que pueda afectar, modificar o controlar la configuración del sistema: optimizadores de rendimiento, aceleradores, programas de limpieza, reparadores, utilidades que modifican opciones ocultas, etc... (esto es importante).
c) Desconecta el equipo de Internet (ni cable ni wifi ni ningún tipo de conexión a la red).

d) Desinstala el controlador de vídeo. Debido a la gran cantidad de problemas que estamos viendo en las actualizaciones a Windows 10 relacionados con los chips gráficos, la mayoría no compatibles con el nuevo sistema, es mejor tomar esta precaución. Para desinstalar el controlador gráfico acude al Administrador de dispositivos / Adaptadores de pantalla / clic derecho sobre la tarjeta gráfica / Desinstalar.
e) Desactiva todos los dispositivos USB que tengas conectados, como controladores de juego, llaves USB, disco duro externo, impresoras, tarjetas inteligentes, pendrives, cables HDMI conectados al televisor u otros monitores y cualquier otro dispositivo no esencial.
 
7. Introduce el DVD en la unidad lectora y deja que inicie el programa de instalación. Primero se preparará para la instalación:
Imagen
 
8. En la siguiente pantalla, elige No en este momento. Las actualizaciones necesarias se descargarán e instalarán cuando se haya instalado Windows 10:
Imagen
 
9. El programa de instalación comprobará el equipo durante unos minutos y te presentará los Términos de Licencia. Haz clic en Aceptar:
Imagen
 
10. Elige lo que quieras conservar. Lo más lógico es seleccionar la opción Conserva los archivos personales y las aplicaciones:
Imagen
 
11. Después que el programa haya comprobado que existe suficiente espacio en disco, procederá a instalar la actualización:
Imagen
 
12. Ahora ponte cómodo porque el proceso puede durar bastante, generalmente entre 30 y 60 minutos. El equipo se reiniciará varias veces automáticamente durante el proceso. Cuando finalice te aparecerá de nuevo la pantalla de bloqueo o la de inicio de sesión.
 
13. Ejecuta la aplicación winver (escribe winver en la barra de búsqueda) para confirmar que realmente se ha actualizado a TH2:
Imagen
 
14. Conéctate a Internet para instalar las últimas actualizaciones a través de Windows Update. Después de actualizarse, la compilación se habrá actualizado automáticamente a la 10586.3

Más información:
Introducción a Windows 10
Ayuda y procedimientos de Windows 10
Actualización Threshold 2 Windows 10
Novedades en la actualización de noviembre (1511-10586.0)



 

sábado, 10 de octubre de 2015

En Windows 10 no se apaga mi portátil


En multitud de portátiles, especialmente en ordenadores HP con tecnología Intel, el apagado del sistema no se realiza de forma correcta. El ordenador no se apaga totalmente ni desde los iconos del menú de inicio ni empleando los atajos del teclado. Tampoco se puede salir del modo de hibernación, salvo forzando el apagado del ordenador tras pulsar durante unos segundos la tecla de apagado. Este problema está ocasionado por controladores no compatibles con Windows 10. El propio sistema instala controladores para el sistema de energía del equipo pero éstos no son compatibles en Windows 10.

Si la máquina incluye tecnología Intel, es posible que un controlador no esté instalado, o se haya instalado una versión no compatible. Por lo que he podido ver el problema no es de Windows ni de HP, sino de Intel. Parece ser que este problema en el semi-apagado de los portátiles está relacionado con el controlador INTEL MANAGEMENT ENGINE INTERFACE (Intel MEI) (sólo los notebooks que incluyan la tecnología Intel).

Si acusas este problema de apagado en tu portátil, sigue estos pasos, por este orden, para intentar solucionar el problema:

1. Pulsa las teclas Windows+X y haz clic en Administrador de dispositivos
2. Haz clic en el menú Ver y en Mostrar dispositivos ocultos
3. Busca el controlador de sistema Management Engine Interface (es posible que tenga una señal amarilla de que algo no va bien):

Imagen
 
4. Haz doble clic sobre el controlador. En la ventana de Propiedades, haz clic en la ficha Controlador. Si la versión instalada es la 11 (para Windows 10) habrá que desinstalarlo. Parece ser que esta versión tiene fallos en Windows 10, y hay que instalar una versión anterior (la versión 10 ó la 9, para Windows 7, 8, 8.1). Desinstala el controlador y cierra el Administrador de dispositivos. No reinicies todavía.

5. Pulsa las teclas Windows+X y haz clic en Sistema

6. Haz clic en Configuración avanzada del sistema y en la ficha Hardware

7. Haz clic en Configuración de la instalación de dispositivos, y marca las casillas No, dejarme elegir y No instalar nunca software de controlador de Windows Update.

8. Haz clic en Guardar los cambios y en Aceptar.

9. Reinicia el sistema.

10. Descarga e instala desde la web de Intel el controlador Management Engine Interface (versión 10 o 9, pero no para Windows 10). Estos son los enlaces:

Intel Management Engine Driver

Intel Management Engine Driver (versión 10)

Intel Management Engine Driver (versión 9)

11. Una vez instalado el controlador reinicia de nuevo el sistema.

Nota: Hasta que Intel no desarrolle controladores nuevos para Windows 10 para este dispositivo, habrá que dejar aquella configuración para que Windows Update no machaque el controlador con el de Windows 10. No obstante, esta opción afectará a todos los controladores.




 

martes, 29 de septiembre de 2015

Windows 10 no guarda la configuración de iconos en el Escritorio ni las vistas de carpetas

 
Desde que se lanzó públicamente la versión RTM de Windows 10 (build 10.240) han habido muchos problemas con el nuevo Windows que los usuarios han ido denunciando y publicando en las Comunidades de Microsoft para buscar una solución. Uno de estos problemas, que trae de cabeza a muchos usuarios, es que Windows no guarda la configuración de los iconos del Escritorio ni de las vistas de las carpetas en la Shell del sistema. El usuario debe ser capaz de colocar los iconos como le apetezca y Windows debe respetar esta configuración. Lo mismo con las vistas de las carpetas (lista, iconos pequeños, iconos medianos, detalles, etc.). Pues bien, después de reiniciar el equipo, o incluso eligiendo Actualizar desde el menú contextual del Escritorio, los iconos se colocan ordenados en la parte izquierda del Escritorio y con un tamaño predeterminado; y las carpetas aparecen siempre en la vista Detalles.
Después de investigar mucho sobre este problema, se ha descubierto que es un bug de Windows 10 que aparece en relación al antivirus ESET NOD 32 (o ESET Smart Security), y posiblemente en relación también a otros antivirus o programas de terceros. Por lo que respecta al antivirus ESET, parece ser que un módulo del programa entra en conflicto con la shell del sistema modificando el registro de windows. El problema ya ha sido notificado tanto al equipo de ESET como a Microsoft, y ambos están trabajando en ello. De hecho, Microsoft ya lo ha solucionado en la nueva build 10.547 de Windows 10. Y el equipo de soporte de ESET es quien ha localizado la modifiacción del registro que provoca el fallo y a quien debemos esta solución. Por lógica, desinstalando el antivirus debería corregirse el problema, pero no es así, los cambios en el registro siguen modificados después de desinstalar el programa, y además existe un problema de permisos que debe resolverse.
Para todos aquellos usuarios que estáis padeciendo este problema, y mientras los equipos de soporte no faciliten las soluciones pertinentes, podeis aplicar esta solución a través del registro, siempre bajo vuestra responsabilidad. Las claves del registro que deben modificarse a los valores por defecto en Windows 10 son éstas:
HKEY_CLASSES_ROOT\CLSID\{42aedc87-2188-41fd-b9a3-0c966feabec1}\InProcServer32
HKEY_CLASSES_ROOT\Wow6432Node\CLSID\{42aedc87-2188-41fd-b9a3-0c966feabec1}\InProcServer32

Para solucionarlo, seguiremos estos pasos:
1. Desinstala el antivirus ESET, desde el Panel de control (Programas y caracaterísticas) y reinicia el sistema.
2. Pulsa las teclas Windows+R
3. En la casilla Abrir escribe regedit y pulsa Intro
4. En el editor del registro, localiza la siguiente clave:

HKEY_CLASSES_ROOT\CLSID\{42aedc87-2188-41fd-b9a3-0c966feabec1}\InProcServer32

Imagen

5. Selecciona la subclave InProcServer32; haz clic derecho y elige Permisos:
Imagen
 
 6. En la ventana de Pemisos de InProcServer32, haz clic en Opciones avanzadas:
Imagen
  
7. En la ventana de Configuración de seguridad avanzada para esta clave, debes cambiar el Propietario al grupo de Adminitradores. En este momento el propietario es System. Haz clic en Cambiar:
 Imagen
  
8. En la siguiente ventana, haz clic en Opciones avanzadas:
 
 Imagen
  
9. En la ventana Seleccionar usuario o grupo, haz clic en Buscar ahora y selecciona Administradores. Haz clic en Aceptar:
Imagen
  
10. A continuación, haz clic de nuevo en Aceptar:              
 
 Imagen 

11. Al aceptar verás que los Administradores son los nuevos propietarios de la clave InProcServer32. Marca la casilla Reemplazar propietario en subcontenedores y objetos. Haz clic en Aplicar y Aceptar:

Imagen
    
12. De nuevo, en la ventana de Permisos de InProcServer32, selecciona Administradores y marca la casilla Control Total. Haz clic en Aplicar y Aceptar: 
                                                                                                            Imagen
  
13. De vuelta al editor del registro, mantén seleccionada la subclave InProcServer32. En el panel de la derecha, haz clic derecho sobre el valor (Predeterminado) y pulsa en Modificar...:   
 Imagen

14. En la casilla Información del valor, sustituye shell32.dll por windows.storage.dll y haz clic en Aceptar:

Imagen
 
15. A continuación, si tu sistema es de 64 bits, localiza la siguiente clave y realiza los pasos del 5 al 14 ambos inclusive:HKEY_CLASSES_ROOT\Wow6432Node\CLSID\{42aedc87-2188-41fd-b9a3-0c966feabec1}\InProcServer32
Imagen
 
16. Después de realizar estos cambios, cierra el editor del registro y reinicia el sistema.
 
Nota: para los equipos de 32 bits sólo hay que modificar la primera clave. Para los de 64 bits hay que modificar las dos claves.
Nota: Se pueden producir problemas graves si se modifica el Registro incorrectamente utilizando el Editor del Registro o cualquier otro método. Estos problemas pueden requerir que se reinstale de nuevo el sistema operativo. Modifica el Registro bajo tu propia responsabilidad.
 
 
 
 
 

domingo, 23 de agosto de 2015

Cómo actualizar a Windows 10 evitando problemas


Es posible que se puedan presentar problemas durante la descarga/instalación de Windows 10 si para ello utilizamos la oferta de actualización gratuita mediante Windows Update. Hay algunos errores de Windows Update que se producen simplemente porque el momento no es el adecuado y puede deberse a que los sitios web están ocupados, las conexiones a Internet están saturadas u otra serie de factores. En ocasiones, estos problemas se pueden solucionar intentando instalar nuevamente la actualización más tarde. Todo dependerá del entorno de la actualización, de la conexión a Internet, del estado del equipo y de todo lo que pueda haber instalado en la máquina.
Por eso yo siempre aconsejo preparar primero el sistema (Windows 7 ó Windows 8) antes de actualizar para evitar posibles contratiempos. En teoría no tiene por qué haber ningún problema, pero es posible que algunos programas instalados y software de controladores, especialmente, impidan la instalación o creen toda clase de conflictos. Sigue este proceso para intentar actualizar a Windows 10 evitando al máximo los problemas:

1. Decarga la herramienta de creación de medios desde esta página.
Ejecuta la herramienta y escoge "Crear un medio de instalación para otro PC". Después de seleccionar Idioma, Edición y Arquitectura, en la siguiente pantalla elige "Archivo ISO". Se descargará un archivo iso (windows.iso) que quemarás en un DVD utilizando la herramienta de Microsof "Windows USB/DVD Download Tool" que puedes descargar desde esta página. Antes de proceder a la actualización, es recomendable tomar ciertas medidas de precaución y seguridad que puede evitarte problemas o errores de instalación.

2. Asegúrate que dispones de suficiente espacio en disco para instalar la actualización. Se requieren al menos 20 GB de espacio libre en el disco. Si no hay suficiente espacio libre el programa de instalación presentará un error en pantalla (pero no te especificará que es por falta de espacio). Tampoco es recomendable utilizar tarjetas de memoria SD para compensar la falta de espacio, no utilices estas tarjetas en la actualización de Windows 10.

3. Desinstala cualquier software de seguridad que tengas instalado: antivirus, antispyware, firewall de terceros y sobre todo cualquier otro programa que pueda afectar, modificar o controlar la configuración del sistema: optimizadores de rendimiento, aceleradores, programas de limpieza, reparadores, utilidades que modifican opciones ocultas, etc... (esto es importante).
4. Desconecta el equipo de Internet (ni cable ni wifi ni ningún tipo de conexión a la red).

5. Desinstala el controlador de vídeo. Debido a la gran cantidad de problemas que estamos viendo en las actualizaciones a Windows 10 relacionados con los chips gráficos, la mayoría no compatibles con el nuevo sistema, es mejor tomar esta precaución. Para desinstalar el controlador gráfico acude al Administrador de dispositivos / Adaptadores de pantalla / clic derecho sobre la tarjeta gráfica / Desinstalar.

6. Desactiva todos los dispositivos USB que tengas conectados, como controladores de juego, llaves USB, disco duro externo, impresoras, tarjetas inteligentes, pendrives, cables HDMI conectados al televisor u otros monitores y cualquier otro dispositivo no esencial.

7. Reinicia el sistema. Introduce el DVD en la unidad lectora y abre el medio de instalación en el explorador de archivos. Busca el archivo "setup.exe" en el directorio raíz y ejecútalo para proceder a la actualización a Windows 10. Acepta los términos de licencia y elige lo que quieres conservar.

8. El proceso puede durar bastante. Ponte cómodo porque generalmente el proceso dura entre 30 y 60 minutos. No hay que introducir nunca la clave de activación, ésta se producirá de forma automática una vez concluya la instalación. El equipo se reiniciará varias veces automáticamente durante la actualización. Cuando finalice te aparecerá de nuevo la pantalla de bloqueo o la de inicio de sesión. 

9. Una vez en el escritorio, ejecuta la aplicación winver (escribe winver en la barra de búsqueda) para confirmar que realmente se ha actualizado a TH2 (versión 1511, compilación de SO 10586.0).

10. Conéctate a Internet para instalar las últimas actualizaciones a través de Windows Update. Después de actualizarse, la compilación se habrá actualizado automáticamente a la 10586.3